«

»

Ene 28

Pacto por Canarias, por Paulino Rivero

Download PDF
bandera canaria

bandera canaria

Canarias pasa por momentos difíciles, afrontando situaciones muy complicadas en ámbitos colectivos e individuales. Ahora bien, siendo innegable el enorme sacrificio y los esfuerzos que el conjunto de la sociedad está llevando a cabo, no lo es menos que cuando miran a las Islas la mayoría de los datos, análisis e informes hablan de confianza y de esperanza.

No sin razón, la dificultades suben el listón de exigencia de los ciudadanos respecto a los responsables públicos. Nuestro compromiso debe ir a más. La política debe demostrar madurez, y el camino para estar a la altura pasa por mantenernos firmes en la defensa de Canarias sin renunciar al diálogo y a la colaboración. Asílo he defendido siempre, y así lo he vuelto a hacer hace apenas unos días, cuando conocida la voluntad del PP de constituir una mesa de diálogo propuse ir más allá, ser más ambiciosos, trabajar desde la lealtad haciendo un esfuerzo común, no solo en materia de empleo, sino en todos aquellos asuntos en los que Canarias se juega su presente y futuro.

Ahora más que nunca es imprescindible la unidad y colaboración de los partidos, porque –como apunté el miércoles pasado- así lo demanda la sociedad y porque solo así contribuiremos a que la política recupere la confianza y el crédito que ha perdido entre los ciudadanos.

Los políticos tenemos en nuestras manos sumar esfuerzos para combatir los efectos de esta crisis.

Con estas convicciones como punto de partida, se entiende fácilmente que esta semana haya ofrecido al PP sumarse a un gran pacto por Canarias que incluya los grandes retos que tiene planteados el Archipiélago a corto, medio y largo plazo. Una invitación que haré extensiva al resto de las formaciones políticas canarias para trazar una hoja de ruta en aquellos asuntos vitales para las Islas.

Un gran acuerdo que, además de incorporar el análisis de las políticas de empleo y crecimiento, debe incluir otros que se encuentran en lo alto de la agenda política del Archipiélago, como la revisión del sistema de financiación autonómica, la reforma del Régimen Económico y Fiscal (REF), la resolución de los expedientes y objetivos canarios en Europa o las medidas de racionalización administrativa.

En relación a la financiación autonómica, nada más concluir la V Conferencia de Presidentes -celebrada en octubre del año pasado, en el Senado- declaré que Canarias había ganado una batalla en la lucha por una financiación autonómica justa, puesto que en la declaración final de la reunión se había recogido el compromiso de proceder a medio plazo a una revisión de la misma.

También comenté que a partir de aquel momento empezaba otra batalla: la de fijar un calendario de decisiones para corregir definitivamente las desigualdades y generar compensaciones a aquellas comunidades autónomas especialmente perjudicadas por el sistema.

Meses después, a finales de la semana pasada, fuentes del Gobierno del Estado han confirmado que se han encargado estudios preliminares con el fin de que en 2013 esté planteada –como mínimo- la posible modificación del modelo actual.

Son muchas las comunidades autónomas, algunas de ellas gobernadas por el Partido Popular, que están deseando que se dé un paso en la dirección que apunto. Madrid, Murcia, Valencia, Castilla y León, Castilla La Mancha o Galicia se han sumado a dicha demanda, eso sí, con mayor o menor discreción. Demanda que venimos haciendo autonomías como la nuestra o como Andalucía -con cuyo presidente me reuní para consensuar una posición a este respecto en la citada Conferencia de Presidentes-.

Definitivamente, Canarias ya no está sola en la exigencia de un nuevo modelo de financiación, que venimos reclamando desde hace casi dos años.

Canarias ha hecho sus deberes en materia económico-financiera, lo que nos ha permitido encarar los Presupuestos autonómicos de 2013 defendiendo con entereza los servicios públicos esenciales. Pero la situación no se puede mantener más tiempo. Hay que cambiar las reglas del juego, y debe ser pronto.

El anuncio del Gobierno del PP de ponerse a trabajar en el asunto debe valorarse aunque debamos recibirlo con cautela. Es importante que esos estudios estén elaborados lo antes posible para someterlos a la consideración de las comunidades autónomas, y entre todos avanzar hacia un sistema justo, más equitativo y solidario.

De la misma manera, los partidos tenemos que cerrar filas en torno al Régimen Económico y Fiscal (REF), la norma más importante con la que cuenta Canarias para hacer valer su singularidad.

La Unión Europea debe convalidar el REF -que expira a finales de este año- teniendo en cuenta la posición que fijemos aquí y salvaguardando las ayudas establecidas en la actualidad.

En esa misma línea, la negociación con Europa para el nuevo período presupuestario 2014-2020 y la inclusión de Canarias en los programas europeos para el crecimiento y el empleo serán otros de los asuntos que se deberían incorporar a ese gran acuerdo. No en vano nos jugamos buena parte de nuestro futuro con la apuesta que estamos realizando por la rehabilitación turística -un programa que precisa de una importante financiación pública, y cuya reclamación será más eficaz si nos implicamos todas las fuerzas políticas canarias-.

En definitiva, espero que la disposición al diálogo del PP nos permita iniciar un trabajo en común por parte de todos los grupos parlamentarios y, sin duda, con la colaboración de los agentes económicos y sociales.

Desde el consenso y la unidad será todo más sencillo, estoy absolutamente convencido. En esa dirección, garantizo que como presidente pondré todo de mi parte.

Convencido de que los ciudadanos nos demandan (a oposición y Gobierno) que seamos capaces de articular ese , el próximo miércoles me reuniré con el PP en la sede de Presidencia con la voluntad de avanzar en esa dirección.

Publicado en: http://paulinorivero.com/2013/01/20/pacto-por-canarias-2/

Comparte y disfruta
Download PDF

Deja un comentario