Historia AM-CC

Download PDF

Historia de Asamblea Majorera – en

Miguel Cabrera Primer Senador por Fuerteventura

Miguel Cabrera Primer Senador por Fuerteventura

La historia reciente de Fuerteventura y la misma existencia en la isla de Coalición Canaria (CC) no se entienden sin Asamblea Majorera (AM), formación política que llena todo el último cuarto de siglo XX majorero.

Durante cuatro siglos, Fuerteventura había sido isla de señorío, marcada por la servidumbre y el caciquismo. La población vivió sumida en una prolongada realidad de pobreza, olvido y marginación, con la obligada salida de la emigración y el abandono de la tierra. El siglo XIX y tres cuartas partes del XX perpetuaron esa lamentable situación.

Las elecciones legislativas de 15 de junio de 1977 fueron la ocasión del nacimiento de AM, movimiento político con el que el pueblo majorero empieza a ser protagonista de su historia, sueño por el que había luchado Manuel Velázquez Cabrera en los albores del siglo pasado.

Una serie de circunstancias sociales y políticas favorecieron que triunfara la candidatura independiente de AM al Senado, apoyada por amplios sectores populares y por los partidos de izquierda. Miguel Cabrera Cabrera se convierte así en el primer majorero que se sienta en un escaño de las Cortes Españolas para defender los intereses de la isla, suscitando jornadas de verdadero entusiasmo popular, únicos en toda la historia majorera.
Tras el éxito electoral, AM se  organiza en toda la isla, pueblo a pueblo, según un sistema autogestionario y asambleario, con el apoyo de los partidos de izquierda. Éstos poco a poco terminan retirándole su adhesión para buscar sus propios objetivos, forzando a AM a constituirse en un partido político más, aunque intentando, con muchas dificultades, seguir siendo fiel a su idea asamblearia.

En 1979 se da un paso decisivo: AM se configura como poder local, al conseguir la mayoría absoluta en el Cabildo y en varios Ayuntamientos de la isla. Además,  en 1982 nace la Autonomía Canaria, con activa participación de AM,  logrando ésta una presencia institucional importante, al conseguir tres parlamentarios en las primeras elecciones autonómicas de 1983. AM consolida su organización interna, pese a los obstáculos de las diferentes sensibilidades que se manifestaban. Hay una lucha intensa contra la militarización y la presencia de la Legión en la isla y a favor de un modelo de desarrollo que respetara el medio ambiente.

Entre 1983 y 1990 se vive una larga etapa de crisis interna, durante la cual se vivieron jornadas muy duras y dolorosas. Muchos pensaron entonces que AM desaparecería. Al final, salen de la organización muchas personas valiosas, que pasan a militar en otros partidos, y queda como secuela una herida profunda, que tardó años en cicatrizar.

De 1990 a 1995 se dan procesos en todas las islas que persiguen  la configuración de una formación política nacionalista. AM participa intensamente en esos procesos. Hubo un intento frustrado de integración en ICAN  y finalmente  AM contribuye a la creación de Coalición Canaria, que nace en 1993.
A partir de esa fecha y hasta la actualidad, AM participa de manera significativa en los sucesivos  Gobiernos de CC.

Gerardo Mesa, primer Presidente Insular

Gerardo Mesa, primer Presidente Insular

Sin embargo, a nivel insular, AM entra en una situación a la que no estaba acostumbrada en años anteriores: entre 1995 y 1999 queda en la oposición en la mayoría de las instituciones de la isla, en virtud del famoso “Pacto Tripartito” (PSOE, PP e Independientes de Fuerteventura). Además, se pierde el Senado, que había sido monopolizado, con pequeños intermedios, por AM. De manera curiosa, durante ese cuatrienio en la oposición se refuerza interiormente la organización.

En 1999 se recupera el poder local, AM vuelve a gobernar en la mayoría de las instituciones de la isla y consigue la primera Senadora de la historia de Fuerteventura. A partir de entonces, AM ha seguido participando en la evolución de CC, que se ha ido configurando como un partido unitario, de tal modo que las organizaciones que forman parte de la Coalición han ido renunciando a sus siglas propias. Hoy AM se ha integrado plenamente en CC, sin olvidar sus orígenes y su espíritu asambleario y participativo.

A pesar de los fallos, se ha de reconocer que el movimiento de participación popular y de interés por lo público que AM logró despertar en la isla, no tiene parangón con ninguna otra etapa de la historia majorera. AM ha jugado un papel decisivo en la transformación experimentada por la sociedad majorera en las tres últimas décadas. Y los hombres y mujeres de AM, hoy en CC, siguen apostando por el progreso y el futuro de las personas que viven en esta isla y en todo el Archipiélago.

Comparte y disfruta
Download PDF

Deja un comentario